Lloros por la muerte del líder nordcoreano Kim-Jong-Il.

Cuando a mediados de diciembre pasado la mayoría de cadenas televisivas retransmitían las imágenes de miles de ciudadanos norcoreanos, de militares y de líderes políticos, llorando a moco tendido la muerte del líder Kim-Jong-il, algunos de los locutores no podían dejar de explicitar su escepticismo ante la “sinceridad” de ese dolor y de aquellas lágrimas. Las docenas de vídeos en Youtub que muestran estas escenas de dolor público están acompañadas por cientos de comentarios escépticos o irónicos.

Desde el espacio privado de nuestro comedor o en la intimidad desde la cual miramos el ordenador, puede resultar muy difícil “creer” en la sinceridad de las lágrimas por el “padre de la patria” Kim-Jong-il. ¿Cómo pueden salir de dentro, sinceramente, y de forma ostentosa, tantas lágrimas de dolor?

La respuesta es que estas lágrimas no son la expresión del dolor de cada uno de los individuos por la muerte de Kim-Jong-il, sino la representación pública del dolor por la muerte del líder. No se trata de una emoción personal que se expresa públicamente, sino de un ritual social.

La definición de ritual de la wikipedia, que recoge bien la herencia de Durkheim, es correcta: se trata de un conjunto de acciones que se actúan por su valor simbólico. Está prescrito que se haga así y no es un comportamiento que calificaríamos de espontáneo. Los rituales se llevarán a cabo, individualmente o en grupo, cuando está mandado-y en ese momento estaba mandado que fuera así. Su propósito, en este caso, consistía en el estrechamiento de los vínculos sociales del pueblo norcoreano con sus líderes, la demostración de sumisión y la obtención del respeto social. (Http://en.wikipedia.org/wiki/Ritual)

Para más de un individuo, seguro, el dolor también era sentido tal y como lo podría sentir y mostrar cualquiera de nosotros (si esta fuera una comprobación posible) en el velatorio de un ser querido. Pero eso, en este contexto, tiene poca importancia. Esta no es una cuestión pertinente.

Anuncios

Acerca de comemo3

Sociology of Emotions - Research Group
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s